miércoles, 30 de enero de 2008

Classes i classes

Fabra: "Aquí se puede llamar corrupto al que se quiera" (El País)
No home no, a qualsevol no, que fins i tot dintre de l’art de la corrupció hi ha categories.

Comenten que a dintre d’un important despatx s’escoltà algú que despotricava:
Serà possible! Ara a qualsevol “xanxullero arribista novel” se l’anomena corrupte.
Tants anys currant-me un nom dins d’aquest gremi tan selecte per a què, una vegada he arribat al cim, aplegue qualsevol mindundis amb un grapat de poder i contactes i es crega que està al meu nivell. Que es crega uno més de la colla Joan Palomo (Lo mío, mío y lo tuyo lo tomo)
O abans de ficar etiquetes es demana un currículum als qui opten a “corruptes” (quantes requalificacions, quantes prevaricacions, quants suborns...) i els periodistes es documenten i garbellen el gra de la palla o trenquem la baralla.

VK

Però per a accedir-hi també hi ha cursos de postgrau?

1 comentario:

Els Blogs de la Safor dijo...

UN TÍO CON SUERTE

Hay gente que nace con estrella. Otros estrellados. Carlos Fabra, parece ser que pertenece a la 1ª categoría. No me refiero a que le hayan tocado varios premios de lotería (2 millones de euros en el último sorteo del Niño). O a que tuviese 94 cuentas corrientes con más de 600.000 euros sin justificar a su nombre (debe tener un cajón sólo para guardar las libretas) y que, ¡magia potagia! la Agencia Tributaria le devolviese dinero en la declaración de la Renta. El próximo Nobel de Economía está claro que se lo lleva el gestor de Carlos Fabra. Y encima, si vence Zapatero, le devolverá otros 400 euros. También a gente como Emilio Botín, Javier de la Rosa, Pizarro o Amancio Ortega. Por favor, que algún socialista me explique esta medida de regalar dinero a los millonarios. No la acabo de pillar. Se ve que soy corto de entendimiento. Lo de los 2500 euros por hijo nacido tampoco lo acabé de entender.
Pero volviendo con mi tocayo Fabra. Como decía, el dirigente popular es un tío con suerte. Pues, ¿ustedes conocen a alguien a quien le regalen fincas y huertos? Han dado en el clavo, Fabra lleva ya más de media docena de parcelas. Benditos amigos los suyos… Y además, su suerte es tal, que poco después de la donación, estos terrenos rústicos se convierten tras la recalificación en urbanizables. Deben estar plantados con tréboles de la suerte.
Al igual que Obelix cuando cayó de pequeño en la marmita, Fabra está tocado por algún poder sobrenatural que le protege y ampara. Pues en el juicio más importante en su contra (acumula varias causas), se ha cambiado hasta 7 veces el juez que debe seguir el caso. Estos retrasos acabarán haciendo que, posiblemente prescriba el (supuesto) delito… eso es suerte. Pues no puedo creer que los jueces se vean presionados.
Está claro que Carlos Fabra está ungido por una varita mágica que hace que la suerte, siempre tan volátil e imprevisible, haga que la moneda caiga por el lado adecuado. Cara para Fabra, cruz para los valencianos.
www.charlifuster.blogspot.com